verano

despues de un mes agotador como es Diciembre la gente debe estar haciendo los tipicos comentarios post- estres.
cada año diciembre se esta haciendo de una manera "mas odiado"por la gente.
los niños despues de pasar esa etapa en que aun se cree en el "viejito pascuero", se dan cuenta de lo que sucede realmente en estas fechas... la gente en vez de estar contenta por el nacimiento de Jesus, el año nuevo y las fiestas; terminan completa y literalmente: ESTRESADOS.
y si alguien aun se pregunta el porque, e aqui su respuesta: DINERO. una palabra de seis letras, grave , y bastante ordinaria por lo demas; maneja todo este sistema social y economico.
social me refiero a las clases alta media y baja, o mas bien dicho los cuicos y el pueblo, los pudientes y los no pudientes, el barrio alto y la periferia. la gente suele clasificar mucho.
y economico porque obviamente hoy todo se compra. no existe otro tipo de comercio a base de trueques ni nada.

la gente se endeuda en obsequios caros para terminar de pagarlos en diciembre del año proximo donde nuevamente deberan comprarlos, y el ciclo sigue asi y no termina (...)


estoy con un dolor de estomago tremendo preguntandome que es lo que me deparara este año, y mas alla de preguntarme eso estoy desando de que lo que venga, venga bien.
tengo 16 años y no pienso igual que los de dieciseis, cada dia mis preocupaciones aumentan, estoy inserta en un sistema en que si no estudias no eres nada... asi de sencillo.
y prefiero no recordar lo que sigue.


ahora ire a disfrutar de mis dos meses de vacaciones, me juntare con la Tutu veremos peliculas tristes y lloraremos.



Hasta pronto.

1 puteadas:

Valenti dijo...

Hola, sabías que cuando me dijiste "puteame" te referías a esto xD, gaby... tienes tanta razón en lo que escribiste a lo que Diciembre respecta que me llega a dar lástima tener que apoyarte... porque es verdad, no es una realidad linda, y no sabes la pena que me da pensar que mi hermana que aún cree en el viejito pascuero, pronto se encontrará aquí, en este mundo feo al que llamamos realidad.